Duatló del Solsones

En esta ocasión a diferencia del resto de duatlones, la prueba se corría en sábado, y el lugar elegido era en el pantano de Sant Pons, en la comarca del Solsones, un lugar donde se respiraba mucha tranquilidad, hasta que a primeras horas del día, la megafonía y el resto de duatletas rompíamos esa paz. Como ya viene siendo una rutina agradable, nos encontramos con Nuria Lauco y Charlie, que casualmente nos vemos más a menudo ahora que corremos en duatlón, que estos dos últimos años en los que compartíamos equipo ciclista ( B.P. Alpcross ).
A las 10:30, salida, primer tramo, 3.6 kms., por pistas con algo de desnivel, y aprovechando que hoy la distancia no es muy larga, David y yo planteamos salir más rápido que de costumbre, ya que siempre salimos muy conservadores, ya que el correr no es lo que mejor se nos da, y la sorpresa me la dio David, ya que yo creo que había hecho mi mejor tramo corriendo desde que hago duatlones, y el llego delante mío, cuando lo habitual es que yo le saque sobre los dos minutos, se notaba que no tenia presión ya que era el único cadete que participaba, salgo yo primero de la transición de bici, y ya nada más salir veo que voy sin aire en la rueda delantera, pero decido seguir mientras aguante, a los tres kms., adelanto al corredor que iba en primera posición de mi categoría, ya en el km 10, veo que ya no me queda nada de aire y empieza la bajada, pongo una carga de oxigeno, y a los 500 mts ya he perdido todo el aire, por lo que decido poner una cámara, ya que llevaba tubules, y al sacar la cubierta veo que todo el liquido sellante se ha convertido en canicas, pongo otra bombona de aire, y sigue sin hinchar, al final otro corredor amablemente me deja su bomba, pero no sé si los nervios, o que la bomba fallaba, pero no soy capaz de inflar la rueda, hasta que llega David, y me ofrece su rueda, al principio no me parece buena idea dejarle allí colgado, pero él insiste ya que él tiene poco a perder, casualmente ahora hace un año, la jugada fue al revés, en esa ocasión íbamos juntos en la cursa del Esquiador y el pincho, hicimos un cambio rápido de rueda y pudo acabar en tercera posición por un par de minutos sobre su perseguidor y llevarse una copa; a todo esto ya me han pasado todos los de mi categoría, arranco con mucha rabia, y lo peor es que ya todo lo que queda de circuito de bici es bajada y llano, por lo que es muy difícil recuperar tiempo, aún así, voy a morir en el intento, ya en el final del tramo de BTT consigo ponerme 2º, ahora ya solo queda el último tramo de a pie, es el mismo recorrido inicial, pero en sentido inverso, y a pesar de esforzarme y dar todo lo que me quedaba, no consigo atrapar al 1º. Al final ha sido una carrera agridulce, contento por acabar en segunda posición a pesar de los problemas, y decepción por habérseme escapado lo que podía haber sido mi primera victoria en duatlones dentro de mi categoría, también feliz, al ver que David pudo arreglar el altercado con la rueda y pudo finalizar y recoger su trofeo, ya que si no hubiese podido acabar me hubiese sentido muy mal, contento porque veo que en los tramos de a pie, día a día vamos mejorando. Lo seguiremos intentando.
En esta ocasión la organización si estuvo a la altura deseada, circuito bien marcado, butifarra exquisita, bebida a discreción, y buenos obsequios, el único pero lo pondría al circuito de BTT, demasiado rodador y poco desnivel.
A por cierto Nuria quedo 1ª en veteranas y Charlie 5º de la general, ya casi roza el pódium.

1 comentarios:

Charlie! 7 de diciembre de 2009, 10:50  

D'això s'en diu tàctica d'equip!
A veure si pillo algún dia alguna copa que em feu molta enveja, que tinc l'estanteria de les copes mig buida!!!

Ens veiem el proper cap de setmana a Lleida o Cabra del Camp o a on sigui!!!!

Nuestras armas de combate

Nuestras armas de combate
La Rcz y la Scott scale

Blog Archive